Las olvidadas

Emily Mary Osborn, Nameless and Friendless 1857

Emily Mary Osborn, "Sin nombre y sin amigos". 1857

Las olvidadas es el título de un ensayo escrito por Ángeles Caso en donde se refiere a la vida de varias mujeres creadoras. Lo leí hace años, un tiempo después de acabar la carrera de Historia del Arte.

No sé dónde vi -creo que fue en un comentario de una noticia de una exposición- que afortunadamente ya no podía hablarse de «olvido» en lo referente a las mujeres artistas. Siento disentir. Cuando una exposición sobre Artemisia Gentileschi o sobre Berthe Morisot no supongan una novedad arrastrada sobre el género de estas dos genios de la Historia del arte, entonces dejaremos de hablar de olvido.

Anna Bilinska,  Autorretrato 1857-1893Por mi parte, yo tengo una experiencia sumamente ingrata en su estudio. Se puede resumir en una palabra: inexistente.  Tanto en el instituto como en los años de carrera no recuerdo haber estudiado la obra de una sola mujer hasta que llegamos al siglo XX. Y lo más lamentable, es que no recuerdo haberme preguntado por qué. ¿Por qué en cuatro años de carrera, entre innumerables nombres, fechas, obras -cuya capacidad de memorización infinita daba la puntilla para la nota-… no había ninguna artista? ¿Sólo en el siglo XX se dieron cuenta de que tenían algo que expresar? Ah, no, claro. Que estamos hablando de pintores de segunda. Eso no entraba en la programación de nuestros docentes -de los cuales algunos exhibían si pudor sus apuntes con un claro síntoma de acidez producida por un envejecimiento del soporte, es decir: amarillos-.

Fue sólo después cuando empecé a buscar información -bendito internet- y, ya más profundamente, cuando empecé a preparar mis oposiciones al cuerpo de profesores de Secundaria. Uno de mis objetivos didácticos en cada unidad era Respetar y valorar el trabajo de las mujeres creadoras en su contexto.  Fue tal el asombro por mi descubrimiento que mi programación docente se construyó alrededor de ese tema.

El añadido de contexto me parecía necesario. Esas mujeres tenían que medirse al mismo nivel en un mundo masculinoSofonisba Angissola, pintora de corte con jueces masculinos, donde el reconocimiento se hacía una labor titánica, a veces imposible. Y cuando lo lograron, la historia se encargó de borrar sus nombres. Pero no quería incurrir, por ello, en una contradicción: dedicar espacios a las mujeres creadoras no implicaba una distinción en su arte por el hecho de serlo. Que sus vivencias -igual que en el caso de sus colegas masculinos- tuviesen presencia en su obra, no quiere decir que podamos diferenciar el género por la obra. De hecho, hoy se desentierran firmas femeninas en cuadros otorgados a firmas masculinas.

Vasari constribuyó a la visión romántica del artista que todavía prevalece hoy en día, en sus Vidas: el artista pobre que era descubierto porque su talento innato era tal que no podía ser ignorado. Así el mérito era doble y la admiración mayor, si cabe. Aquí no trato de construir mitos de ese estilo. El caso de nuestras mujeres -como los hombres artistas- tuvieron a menudo un contexto mínimamente favorable y necesario para que su arte emergiera y fuese reconocido en su día (ser hija, hermana, etc. de creadores y artesanos): es más, era imprescindible por cuanto el acceso a una profesión estaba vedado a la mujer fuera del contexto hogareño. Cuando accedieron muchas fueron reconocidas y admiradas, pero la mayoría de las veces a la sombra de sus colegas masculinos. No fue fácil en su día, y su esfuerzo ha sido premiado en la historia al ser consideradas como artistas de segunda y aquí, sí, en una clara discriminación por género. El doble mérito en ellas, es, pues, real.

Me gustaría en el futuro recordar en mi blog a esas mujeres creadoras que me han fascinado, que me conmueven y que siento tan cercanas. Me maravilla la fuerza de Artemisia Gentileschi, el espíritu sencillo y atormentado de Seraphine de Senlis, el mundo cotidiano -¿no pintaban los impresionistas aquello que veían?- de las magníficas Berthe Morisot y Mary Cassat…

Artemisia GentilleschiNo pretendo ni sentar cátedra -pues no se trata de ninguna investigación seria- ni hacer ningún compendio, ya que de esos hay magníficos ejemplos en los enlaces que os dejo ahí abajo.

Veréis que prentendo recrearme en sus imágenes, en sus retratos; incluso fantasear, imaginar una historia, traducir lo que veo a través de sus ojos.

Espero que disfrutéis tanto como yo.

 

 

 

 

Enlaces interesantes:

http://www.historiadelartecreha.com

http://grandesmujeresenlahistoria.blogspot.com.es/search/label/Artistas

http://bibliotecademujeresartistas.blogspot.com.es

http://mujerespintoras.blogspot.com.es

11 Comentarios

  1. Fernando

    Por supuesto que disfrutaremos, es un tema que da que pensar.
    Saludos.

    Responder
  2. Áurea

    he leido por encima tu entrada y me gusta mucho. Voy a buscar un hueco para dedicarle y explorar los enlaces. Enhorabuena por tu trabajo de investigación.

    Responder
    • Raquel Alonso

      Muchas gracias, Áurea, me alegro de que te parezca interesante 😉

      Responder
  3. Sonia

    En fin, Raquel… ya sabes mi opinión: lo que no se nombra nos crea la falsa ilusión de inexistencia.
    Estas mujesres tuvieron que luchar contra el machismo de la época, y nosotras contra contra el de la nuestra… me imagino que ya conocerás la opinión «oficial» de la RAE acerca del uso de lenguaje no sexista.
    Enhorabuena por esta entrada… como por otras muchas 🙂

    Responder
    • Raquel Alonso

      Puede que sea manido, pero yo en estos casos me acuerdo de esa frase que comienza la película de Braveheart: «La historia la escriben los vencedores». Quizá ahora, con las nuevas tecnologías en nuestras manos, se pueda ampliar y globalizar la historiografía oficial.

      Responder
  4. Díscola

    Me has hecho reflexionar y también recordar algo que me contó un amigo que estudiaba humanidades. Me habló de mujeres compositoras que bien encajarían en este «las olvidadas», sólo que en otra disciplina.
    He buscado el CD que me regaló «Compositio» donde la pianista Mònica Pons interpreta piezas compuestas por mujeres desde s.XVII hasta el XX. Nombres como Marianna Martínez, Fanny Mendelssohn, Clara Wieck….
    Me he dado cuenta con vergüenza que ya había olvidado sus nombres (he tenido que copiarlos del CD para poderlos escribir aquí).

    Aquí tenéis un link por si os pica la curiosidad: http://www.allmusic.com/album/compositio-piano-music-for-women-composers-w58459
    Y en Spotify también encontraréis algo si buscáis a las compositoras por su nombre.
    Gracias Raquel, porque es bueno remover un poco las conciencias 🙂
    Un besote!

    Responder
    • Raquel Alonso

      Gracias a ti, Delia, por pasarte y comentar 🙂
      Yo también desconocía los nombres que me propones así que doblemente gracias, las busco y las escucho mientras preparo el siguiente post. ¡Un beso!

      Responder
  5. Creaciones Susana (@CreacioneSusana)

    Me ha gustado mucho tu post, coincido contigo q se habla poca de las mujeres CREADORAS en la historia. Seguire tus articulos, exitos
    un cariñoso saludo
    Susana

    Responder
    • Raquel Alonso

      Muchas gracias Susana, por leer y comentar. Un abrazo.

      Responder
  6. Nisamar

    ¡Fantástico post! En general, se hablq poco de las mujeres en la historia. Precisamente hace un año escribí un post en el blog sobre la falta de referentes femeninos que hemos tenido a lo largo de nuestra formación academica. El papel de la mujer sigue siendo anecdótico hoy en día. En cualquier programa cultural, festival musical, etc, predominan los nombres masculinos, y si predominaran los femeninos, llamarían la atención y se genetaría la polémica.
    Gracias por un post como este! y gracias por los enlaces 🙂

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *